7 Consejos para diseñar tus presentaciones y triunfar

Aunque la tecnología vaya avanzando, en algún que otro momento todos necesitamos una presentación de diapositivas ya sea para presentar tu producto, una propuesta de diseño o un balance de resultados…  y a esta presentación hay que darle mucha importancia y estar bien diseñada, ya que la primera impresión de tu marca puede marcar la diferencia en el interés de tu cliente.

Os he reunido 7 consejos para que tus presentaciones sean efectivas y tengan coherencia con tu marca.

1 Tu marca es la base de todo

Toda la presentación tiene que respirar a tu marca, y eso se consigue utilizando los recursos y elementos propios  ya sean colores, tipografía, iconos de marca… y no vale sólo poniendo el logo (sobre esto hablamos en otro post sobre la identidad visual de las marcas, podéis verlo aquí).

Se tienen que evitar las plantillas prediseñadas que vienen con los programas, ya que ninguna de ella se ha basado en tu marca, por lo que se recomienda diseñarla desde el principio. Si hay alguna que se parezca o pueda servir, tampoco la uses. Todas las plantillas están disponibles para todos los usuarios que tengan el programa… entonces ¿qué te va a diferenciar de ellos?

Tener diseño propio y no caer en las plantillas, dan valor de marca. Si cuidas tu imagen y marca, tus clientes sabrán que también les cuidarás a ellos.

2 No tengas miedo al espacio en blanco

A la hora de diseñar tu presentación además de marcar una cuadrícula que marcará el ritmo y coherencia tendrás que prestar especial atención al espacio en blanco ya que determina la jerarquía de la información.

Este punto además de ser eficaz, dará a tu presentación ese punto de limpieza y orden proyectando que tienes muy clara las ideas.

Cuando hablamos de espacio en blanco no sólo nos referimos al de ese color, sino a todos los espacios sin contenido ni imagen 😉

3 No abusar de los fondos oscuros

Normalmente se recomienda trabajar la presentación siempre sobre fondo blanco, pero a la hora de crear ritmo en la presentación verás que para destacar títulos o separar “capítulos” necesitarás unas “portadas” y lo ideal es aplicar color en el fondo de la página.

¡Hasta aquí bien! El problema viene cuando se abusa de este recurso de jerarquía de información. Si pones muchos fondos oscuros y muchos fondos de fotografía, ya no te quedará recurso para destacar información y volverá a ser monótona o caótica.

4 Poca información y buen diseño

Decir muchas cosas en poco espacio no es efectivo, por lo que es mejor condensar las ideas y distribuirlas en tu presentación para mantener al espectador siempre atento.

Esto, además de ser efectivo a nivel de atención, también es útil cuando tienes que diseñar, ya que va de la mano del espacio en blanco para distribuir todo el contenido.

5 La buena tipografía

Una de las cosas más importantes es el uso de una tipografía que se lea bien. Normalmente tiene que coincidir con tu tipografía corporativa pero si crees que no se lee demasiado bien porque es muy fina o las letras muy juntas, usa una tipografía sencilla y fácilmente legible para el cuerpo de texto.

Un error muy común es creer que no se lee suficientemente bien, y subir el tamaño del texto de forma desmesurada. Piensa que cuando diseñas en el programa, se reduce bastante el tamaño de la pantalla, y es muy probable que cuando lo presentes, lo hagas en una pantalla más grande. Por lo que intenta no pasarte subiendo el tamaño de la letra (pero tampoco dejándolo ridículamente pequeño).

6 Usa imágenes de calidad

Seguramente necesites imágenes para tu presentación. Ya sabes que son muy útiles para apoyar la información y dar más credibilidad. Siempre y cuando sean imágenes de calidad y bien tratadas.

No se vale usar imágenes que se vean pixeladas, ni imágenes que tengan marca de agua (por ejemplo, del banco de imágenes de donde se compran) ni tampoco coger las imágenes y deformarlas cuando las amplies.

7 Misma iconografía

Si necesitas usar iconografía como apoyo en algunas explicaciones de tu presentación, intenta que todos los iconos sean del mismo estilo y color.  Ver varios iconos en una misma diapositiva sin nada en común entre ellos da la sensación de dejadez ya que no has dedicado tiempo en cuidar ese tipo de detalles.

Con todos estos trucos que te he contado, ya tienes toda la información necesaria para ponerte a diseñar tus propias presentaciones, que transmitan a la perfección la personalidad de tu marca y no sean una presentación más que podría tener cualquier otra persona.

Deja atrás las plantillas prediseñadas que vienen con los programas de presentaciones de diapositivas y lánzate a crear la tuya propia para hacerla única y exclusiva, totalmente adaptada a tus necesidades, siguiendo estos trucos tan útiles y sencillos de aplicar.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.